¿Cuál es la edad adecuada para que nuestro hijo decida qué carrera o profesión estudiar?

Muchos padres desean planificar el futuro de sus hijos, sin embargo es posible que “al tratar” de que el hijo escoja (o se prepare) para una determinada profesión (o carrera) desde una edad “muy temprana” se puedan generar resultados negativos en su desarrollo personal y social, a continuación compartiremos algunos puntos que nos ayudarán a entender por qué no es recomendable que nuestro hijo decida a muy temprana edad una carrera o profesión:

La decisión es del hijo (no de los padres)

Muchos padres creen de forma errónea que pueden decidir “siempre” por sus hijos,  si bien los padres pueden tomar diversas decisiones que influyan en el futuro de sus hijos, existen decisiones que son “muy personales” la cuales solo pueden realizadas por el mismo individuo ya que influirán en el resto de su vida (entre las más comunes se encuentran la profesión o carrera profesional y la persona con quien desea casarse).

Edad temprana para tomar decisiones

La educación universitaria por lo general empieza entre los 16 a 18 años (edad promedio en que finaliza la educación secundaria), debemos tener en cuenta que incluso a esta edad el estudiante puede no estar muy seguro de lo que realmente desea estudiar, por lo cual debemos de entender la situación para “no forzar” a nuestro hijo a elegir una profesión o carrera que no desea, a pesar de que esta etapa es muy delicada existen padres que cometen el error de influir o hacer que sus hijos “elijan una profesión” antes de este periodo de tiempo.

Por ejemplo en nuestra experiencia hemos tenido casos de padres que afirman que su hijo a tomado la decisión de estudiar una carrera a los 14, 13 y 12 años  (han habido casos de niños de 10 años), por lo general los padres nos preguntan qué pueden hacer para preparar a sus hijos para dicha carrera o profesión, desde nuestro punto de vista esto es un error ya que en ese momento (menos de 15 años) el niño o adolescente no se encuentra en el momento adecuado para tomar una decisión de este tipo, para entender esto debemos “recordar” qué es lo que deseábamos hacer (o en que pensábamos) cuando teníamos esa edad (por ejemplo muchos pensábamos en salir a jugar con nuestros amigos, practicar un deporte, ir a una fiesta/cumpleaños, etc) .

Vida social y otras actividades recreativas

Es importante que los niños o adolescentes realicen actividades sociales propias de su edad como por ejemplo jugar con sus amigos, participar en actividades deportivas o culturales, ir a cumpleaños/fiestas, tener pasatiempos, etc. todas estas actividades (que no tienen nada que ver con la parte académica) permiten que el niño o adolescente se pueda desarrollar en diferentes áreas de su vida (las cuales le serán muy útiles en futuras etapas de su desarrollo personal).

Evitar la sobre preparación o “saturación” académica

Existen muchos padres que creen si su hijo se matricula en un programa especial de estudios académicos (o estudios avanzados) desde una temprana edad sera algo positivo para su desarrollo profesional, aunque muchos no lo crean lo mejor en estos casos es que un niño o adolescente lleve solo las materias académicas que le corresponden a los niños de su misma edad, ya que si se le agregan materias académicas “adicionales” tendrá menos tiempo para realizar otras actividades sociales o recreativas, lo cual afectará de forma considerable a su futuro desarrollo personal y social.

Capacidad de adaptación

Como vimos en nuestro artículo anterior titulado ¿Puedo ir preparando a mi hijo para estudiar en otro país? cuando el niño o adolescente ha tenido una educación equilibrada (un balance entre educación académica, valores, deportes, amistades, vida social y recreación) tiende a adaptarse mejor en otros entornos, en cambio cuando a la persona se le “sobreprepara” en la parte académica y se descuidan otros aspectos de su vida (desarrollo personal, vida social, recreación, etc.) terminan tienendo muchos problemas para adaptarse en otros entornos.

Conclusión

Desde nuestro punto de vista la edad adecuada para que nuestro hijo pueda elegir una carrera o profesión es a partir de los 16 años de edad (en algunos casos excepcionales puede ser a los 15 años), sin embargo tomar una decisión “antes” de este periodo de tiempo (y sobre todo cursar programas académicos especiales) puede terminar siendo contraproducente para el futuro desarrollo personal y social de nuestro hijo.

¿Qué opinas sobre este tema? ¿Cuál crees que es la edad para que una persona decida que carrera desea estudiar?

Si deseas saber más sobre estudios en Rusia puedes suscribirte nuestro boletín y acceder a nuestro reporte gratuito titulado Estudiar una carrera o postgrado en Rusia.

Imagen de Mateus André vía Flickr.com bajo licencia creative commons.

Leave A Response

* Denotes Required Field