La experiencia de vivir en un nuevo país

Dejar el hogar siempre es un nuevo desafío, mucho más cuando se trata también de dejar el país de origen y mudarse a un nuevo país donde hay otra cultura, otras costumbres, otro tipo de personas y en muchos casos, otro idioma. Para quienes tienen facilidades de lenguaje esto último no representa mayor problema, sin embargo, todo tiene un proceso de adaptación y de costumbre.

Preparándose para el viaje

Cuando se quiere ir a vivir a otro país lo más difícil es tomar la decisión, pero una vez que se ha tomado ya lo demás se hace un poco más sencillo, ahora comienzan los preparativos para el viaje, en los cuales se hacen todas las gestiones de los documentos necesarios, se investiga el sitio al que se va a llegar, se hacen los presupuestos y muy importante, se comienza un proceso de preparación psicológica para un nuevo tipo de vivencias.

Porque debes estar mentalizado en que apenas llegues al otro país todo cambia, cambiarán los amigos, la comida, la forma de ver las direcciones, la familia estará lejos, las costumbres serán muy diferentes, quizás las metodologías de estudio también sean un poco diferentes a lo que ya estás acostumbrado y allí vendrá un proceso de desprendimiento.

El proceso de desprendimiento

Los primeros días (en algunos casos serán meses) el proceso de adaptación implica el poder desprenderse de las costumbres propias y adaptarse a las del nuevo país. Un consejo que dan algunos psicólogos es llevar consigo un “objeto transicional” que no es otra cosa que algún elemento que te recuerde tus costumbres y te ayude a superar esa etapa de adaptación.

Durante esos primeros días este objeto (que puede ser cualquier cosa: un peluche, una almohada, hasta una cuchara) será una especie de compañía que necesitarás en todo momento para sentir seguridad y confianza, sabrás que has comenzado a adaptarte cuando veas que necesitas cada vez menos ese objeto para sentirte bien, y finalmente podrás reemplazarlo por alguno propio del país en el que te encuentras.

Los nuevos amigos

Una de las cosas que más atan a una persona a su país de origen son sus amigos, por eso es que es muy importante que desde el mismo momento en el que pisas otro suelo intentes relacionarte con las personas del lugar, así lleves compañía, recuerda que se trata de adaptarse al lugar al que estás llegando, por eso es que es tan importante hacer nuevos amigos, además ellos se constituirán en un apoyo en la etapa de transición y adaptación.

Así mismo, si el país en el que estás llegando se habla otro idioma diferente, el relacionarte con personas que lo hablen te ayudará en el proceso de aprendizaje y te permitirá ganar fluidez para poder comunicarte fácilmente. No es lo mismo que solamente hagas estudios del idioma a que lo practiques en la cotidianidad, mucho menos si pretendes estudiar una carrera en otro idioma.

Las comidas

A veces te parecerá que todo lo que comen en ese país es extraño, pero si intentas por un momento ponerte en el lugar de las personas que viven allí, de seguro a ellos les parecerá también extraño lo que tu comes, así que es muy importante que seas de mente abierta y que estés dispuesto a probar nuevas combinaciones y nuevos sabores, de ese modo te será mucho más fácil la vida en ese nuevo país.

En algunos países comerán cosas que para ti sean exóticas o muy condimentadas, pero si no te das la oportunidad de probarlas, entonces solo podrían pasar dos cosas: pasarás hambre o te verás obligado a comer solo comidas rápidas que terminarán perjudicando tu salud y te harán engordar.

¿Qué opinas sobre este tema? ¿Te gustaría vivir la experiencia de mudarte a un nuevo país?

Si quieres más información sobre estudios en Rusia puedes contactarte con nosotros o escribir tu consulta en la parte de abajo (sección comentarios).

Imagen de Run With Scissors vía Flickr.com bajo licencia creative commons.

Leave A Response

* Denotes Required Field