Conoce a los ingenieros que han sido parte del programa espacial ruso

No cabe duda de que Rusia ha sido uno de los países pioneros en lo que se refiere a la materia espacial. Este país ha contribuido con numerosos avances y descubrimientos que ponen en evidencia la gran capacidad de sus ingenieros y la importancia que le dan a este tipo de investigaciones. En el artículo anterior titulado 7 principales logros de Rusia en la carrera espacial, ya hicimos mención de estas contribuciones importantes como lo son el primer satélite en el espacio y el primer ser vivo en el espacio.

Sin embargo los logros de Rusia (y de los ingenieros aeroespaciales rusos) no se limitan solo a eso, también han descubierto cosas importantes como colocar al primer hombre en el espacio, la primera mujer en el espacio, realizar la primera caminata espacial (Alekséi Leónov en la misión Voskhod 2), la primera estación espacial “temporal” de la historia (Salyut 1) y una amplia gama de lanzadores mas seguros, comenzando por el R-7 y sus diseños derivados (lanzadores Vostok, Vosjod y Soyuz).

Los hombres detrás de la historia

Si bien es cierto que conocemos las historias de los satélites que se hicieron famosos por su trascendencia en un momento específico, también es cierto que detrás de esa historia también hubo un grupo de hombres que la hizo posible. Se trata nada más y nada menos que de los ingenieros aeroespaciales rusos. Muchos de ellos con logros realmente importantes, otros cuyas carreras no llegaron a resplandecer tanto, pero igualmente formaron parte de la carrera espacial rusa.

Sin embargo, en el artículo anterior titulado 5 reconocidos ingenieros aeroespaciales rusos que pasaron a la historia, ya mencionamos a algunos de estos hombres cuyos aportes a la carrera espacial no pasaron en vano. Entre ellos se destaca el diseñador del primer helicóptero de fabricación en cadena, el diseñador de los famosos aviones Iliushin, el fundador del club de aviación amateur y club de amigos de la fuerza aérea.

El inicio de la carrera espacial

La carrera espacial ha sido muy reñida entre Estados Unidos y Rusia, pero se puede decir que inició con un hecho fundamental y fue el lanzamiento del satélite artificial Sputnik por parte de la entonces llamada URSS (Rusia). Que tuvo lugar en el Cosmódromo de Baikonur, en Kazajistán. Y que dio pie a una especie de “competencia” entre Rusia y Estados Unidos, que vería su fin con la llegada del hombre a la luna (aunque muchos afirman que aún queda bastante por descubrir en el espacio exterior).

Posteriormente Rusia tuvo la oportunidad de poner al primer ser vivo en el espacio y se trató de la perra Laika, quien viajó a bordo de la nave espacial Sputnik II, para morir 4 días más tarde en su reingreso a la tierra producto de los efectos de la radiación. Luego de la hazaña de Laika, para los rusos vino la hazaña de un gran hombre: Yuri Gagarin, a quien posteriormente se le conocería como “el hombre que conquistó el espacio”.

Estaciones espaciales aquí y allá

No se trata solamente de cuantas estaciones espaciales puedan existir en la tierra, se trata también de dar un paso al frente y hacer algo que vaya más allá, pero para ello es necesario dejar las diferencias y las competencias a un lado y comenzar un programa de cooperación, como lo que hicieron Roskosmos y la NASA para poder construir la primera estación espacial en la luna.

En el artículo anterior titulado ¿Una estación espacial en la luna?: Rusia y Estados Unidos lo harán posible, conocimos un poco de este programa de cooperación espacial y sus antecedentes históricos como la intención por parte de la Agencia Espacial Europea (ESA) de crear una civilización en la luna, idea que no tuvo gran acogida por tratarse de un proyecto demasiado ambicioso (para el momento en que fue concebido).

Conociendo al equipo de trabajo

Al comenzar la carrera espacial soviética a mediados del siglo XIX e inicios del siglo XX, surgieron nombres importantes como el de Serguéi Koroliov. (Hoy conocido como el padre del programa espacial ruso) quien fue el ingeniero principal y el de Borís Yevséyevich Chertok quien estuvo a cargo del desarrollo del sistema de guías y control. Kerim Kerímov fue quien quedó a cargo del proyecto cuando Koroliov murió en 1966.

Sin embargo en el equipo no estuvieron solo personas, también es importante destacar la participación de la anteriormente mencionada Laika, una perra que fue la primera criatura viva en orbitar la tierra. También es destacable la participación de Konstantín Tsiolkovski a quien le debemos la explicación del primer concepto de cohetes, junto a él, Dmitri Ustínov quien fue el encargado del trofeo de guerra los V-2.

La importancia de la astronomía para los rusos

No se trata solo de la carrera espacial y de competir por competir, se trata de tener en cuenta las grandes investigaciones rusas en el campo astronómico, los descubrimientos importantes que han influido en la humanidad, y todo lo que gira en torno a esta ciencia tan importante para ese enorme país. En el artículo anterior titulado Importancia de la astronomía en Rusia, ya descubrimos como Rusia ha influido en los estudios más allá de los límites de nuestro planeta y como aún sigue haciendo propuestas para grandes innovaciones que representen descubrimientos y aportes importantes para la humanidad.

Es importante conocer al menos los nombres de algunos proyectos que están preparando y que de seguro significarán avances muy importantes en cuanto al conocimiento del espacio. Tales proyectos son: el Programa Almaz, el Transbordador Burán, el Programa Cosmos, el Cohete Energía, el Programa de satélites científicos Fotón, el Programa Luna, el Programa Mars, Los Satélites meteorológicos Meteor, los Satélites de comunicaciones Mólniya, y la Estación espacial MIR, entre otros.

¿Qué opinas sobre este tema? ¿Te gustaría estudiar ingeniería aeroespacial en Rusia y formar parte de uno de estos proyectos espaciales?

Si deseas saber más sobre estudios en Rusia puedes suscribirte a nuestro boletín y recibir gratis el reporte titulado Como estudiar una carrera o posgrado en Rusia.

Imagen de Samantha Glume vía Flickr.com bajo licencia creative commons.

Leave A Response

* Denotes Required Field