Cuando visitamos un nuevo país, una de las cosas que más nos llama la atención y causa curiosidad, es probar la gastronomía típica del lugar. Rusia al ser de un clima frío, sus platillos suelen ser de gran contenido calórico y se consumen calientes; posee una gran riqueza en cuanto a platos típicos se trata, donde las sopas y las carnes tienen un papel importante en la dieta de los rusos. A continuación, vamos a conocer un poco más de las comidas tradicionales que podemos descubrir en Rusia.

Borsh

El Borsh resulta una de las sopas más representativas de Rusia y su preparación puede variar ligeramente dependiendo de la región donde nos encontremos. La base de esta preparación son las verduras, tales como: zanahoria, pepino, papas, cebolla y tomate, pero el principal protagonista es la remolacha (o betabel); por lo cual tiene un característico color rojo. También puede incluir alguna carne, ya sea res o pollo; y hongos o setas. El Borsh puede servirse frío, acompañado de crema agria; o caliente, la cual es la forma más usual de consumirlo.

Shchi

Esta es otra sopa que goza de gran popularidad en Rusia. Su ingrediente principal es la col combinada con vegetales de invierno. Al igual que el Borsh, su preparación varía desde una versión básica con cebolla hasta recetas más elaboradas con caldo y trozos de carne, sin embargo, su forma de cocción y su esencia siempre es la misma. Las sopas resultan un elemento muy común en la dieta de los rusos, ya que consideran una tradición saludable comerlas a diario como primer plato.

Kasha

Junto al Shchi, la Kasha forma parte fundamental de la comida popular rusa. Se trata de un plato elaborado con granos triturados, los cuales pueden ser: cebada, arroz o trigo. Resulta muy fácil y rápido de cocinar, además de que es muy versátil ya que puede prepararse como papilla para el desayuno o como parte de la dieta infantil, así como también puede servirse como plato principal o acompañamiento de carnes y pescados; también dependiendo del grano con el que se prepare, pueden variar las recetas e incluso puede servirse de postre al prepararse con nueces y otros frutos secos.

Pelmeni

El Pelmeni puede parecer similar a los raviolis italianos, ya que es una pasta de harina, agua, huevos y leche con un relleno de carne que puede ser res, cerdo o cordero. Este es un plato principal muy conocido cuya elaboración de forma tradicional requiere dedicación y tiempo, sin embargo, resulta tan popular y su consumo se masificó tanto, que pueden comprarse en los mercados por paquetes, donde su cocción no demora más de 10 minutos y son económicos, por lo que resulta muy popular entre las personas solteras o con estilos de vida acelerados.

Blini

Son tortillas muy finas, con cierto parecido a las Crêpe francesas, pero su textura resulta diferente. Los Blini son muy populares, sobre todo en San Petersburgo, donde se pueden encontrar cadenas de “Blinnaya”, restaurantes especializados en este platillo. Están elaboradas con huevos, harina, levadura y leche; al tener un sabor neutral pueden rellenarse tanto con dulce, ya sea: miel, frutas o mermeladas; como con salado: jamón, caviar o carnes.

¿Conoces los platos típicos rusos? ¿Cuál de ellos te gustaría degustar?

Si deseas más información sobre estudios en Rusia puedes contactarte con nosotros o escribir tu consulta en la parte de abajo (sección comentarios)

Imagen de ostpost39 vía Pixabay.com bajo licencia creative commons.

Leave a Reply

Your email address will not be published.